Hoy en Estrasburgo, en el pleno del Parlamento Europeo arranca un debate sobre el acuerdo económico entre la Unión Europea y la Comunidad de Estados de África del Sur, entre los que se encuentra Sudáfrica. Uno de los puntos que se incluyen en la propuesta de acuerdo y que afectan a nuestros agricultores es la modificación del régimen de importación de cítricos de Sudáfrica.

Hasta ahora, los cítricos, sobre todo la naranja, de Sudáfrica pueden entrar sin aranceles en la UE hasta el 15 de septiembre de cada año. Eso implica que la naranja producida durante el invierno africano se comercializa en el verano europeo, cuando no hay producción autóctona. Por lo que no hay competencia de ambas producciones en el mercado.

“Aun así  -ha comentado Jordi Sebastià, eurodiputado de Compromís – Primavera Europea y miembro de la Comisión de Agricultura, hemos tenido muchos problemas con los productos de Sudáfrica porque allí existe la plaga llamada ”black spot” que de trasladarse a nuestros campos produciría unas consecuencias terribles. Las normas europeas de sanidad vegetal prevén que si se detectan más de 14 casos de esa plaga en naranja importada desde Sudáfrica, las fronteras deben cerrarse, pero este año el número de detecciones ha sido muy superior y, debido a la presión de los importadores, las naranjas africanas han seguido entrando” .

La revisión que prevé el nuevo Acuerdo de Asociación Económica alargaría el periodo de entrada sin aranceles hasta el 30 de noviembre por lo que durante los meses de noviembre y diciembre, de máxima productividad para la naranja valenciana, se juntarían en el mercado el stock de naranja importada de Sudáfrica y la producida en las comarcas valencianas. “Eso significa un golpe mortal para nuestros productores que ven como cada año los precios caen más a causa de la competencia desleal de terceros países como Marruecos -ha añadido Sebastià- y la presión de las cadenas de distribución que pagan precios ridículos a falta de una buena legislación europea sobre el asunto. Con la naranja africana en el mercado el desplome de los precios será mucho mayor”.

El grupo donde se integra Compromís, Verdes-ALE votará contra esa propuesta de tratado. “No entendemos -finaliza Jordi Sebastià- a qué se dedica el ministerio de Agricultura español que no ha defendido en las negociaciones previas tanto en la Comisión como en el Consejo a nuestros productores, exigiendo que esas condiciones de importación no se modificasen”.